El baile

Un elemento que en ningún caso se puede descuidar es el aspecto musical de la boda. Gran parte del éxito del evento reside en la capacidad de los profesionales de ambientación musical para conseguir que el evento sea animado y que la gente disfrute del mismo.

La parte más importante de la ambientación musical es el baile que tiene lugar tras la comida o cena. En Campo Aníbal se puede elegir entre la opción de DJ (disk-jockey), que es la más habitual, o bien la opción de orquesta en directo. Tanto en un caso como en el otro, se puede elegir además entre montaje en la pista de baile del Salón o bien montaje en la pista de baile exterior en el porche de la Masía, en medio de los Jardines, que también queda espectacular, cuando el tiempo permite realizar dicho montaje. En la Masía, se puede disfrutar del baile hasta altas horas de la madrugada, siempre acompañado de una muy cuidada y completa barra libre.

El resto de la ambientación musical también debe estar perfectamente planificada, y está compuesta de la música ambiente durante el aperitivo, durante la ceremonia civil si la hay, así como todos los momentos singulares del banquete, como son la entrada de los novios, la tarta, la entrega de ramos, el baile nupcial, etc. En el caso de Campo Aníbal, la política consiste en que cada rincón de la Masía cuente con ambientación musical (Pérgola, Jardines, Porche, Parkings, zona de Toneles, Salones interiores…) de modo que la música suene desde que llega el primer invitado a Campo Aníbal hasta el final mismo del evento. Y además, los profesionales de ambientación musical se encargan de que cada momento singular del evento esté perfectamente previsto y coordinado con el resto de responsables del servicio.

Compártelo
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • MySpace
  • Add to favorites
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Opina

*