El banquete

 -

Una vez termina el aperitivo de la boda, viene el banquete, que es la comida o cena durante la cual los invitados suelen estar sentados y son servidos por el equipo de camareros.

El banquete suele estar compuesto de 3 platos (primero, segundo y postre). El primer plato suele tener como base el pescado o el marisco, y según la época del año debe optarse por un entrante frío o bien por uno caliente. El segundo plato suele ser un plato siempre caliente, basado en algún tipo de carne acompañada de guarnición. Y en cuanto al postre, admite tanto la opción fría como la caliente.

En algunas ocasiones se puede incluso plantear también algún entrante-degustación antes del primer plato y de poca cantidad, para no excederse y llenar en demasiado a los comensales.

Lo que siempre acostumbra a servirse es el sorbete, normalmente entre el primer y el segundo plato, con el objetivo de ayudar al paladar de los invitados en el cambio de sabor del primer al segundo plato.

Asimismo, tras el postre se sirve la tarta nupcial. No obstante, ha de decirse también que esta tradición está cayendo un poco en desuso, y hay muchos novios que optan por no sacar tarta nupcial para su boda.

Por último, después de la tarta, se sirve el café y los licores, en ocasiones acompañados de algun tipo de bombón o petit four.

En otro orden de cosas, a continuación os indicamos algunas cosas importantes sobre las que debéis informaros en detalle respecto a la zona en la que realice el banquete:

- el tamaño de la zona: este es un aspecto clave. La zona debe ser suficientemente amplia, sobre todo por la comodidad de los invitados, y también para que haya un adecuado paso de los camareros. La mejor manera de comprobar que las mesas caben es solicitar un plano a escala con el nº de mesas que calculais ser. Por ejemplo, si soy 300 personas, pedid que os den un plano con 30 mesas en esa zona. Así veréis si realmente hay espacio suficiente. Si os dan cualquier excusa y no os lo dan, sospechad e id con cuidado pues hoy en día cualquier sitio que se precie trabaja con planos a escala.

- el tipo de mesa que se usa:  se debe emplear mesa redonda, pues es la mejor manera de que los invitados se vean y no se den la espalda unos a otros. Respecto al tamaño de mesa, habitualmente es de 1,80 metros de diámetro y admite un máximo de 11 personas, si bien lo normal es poner de 9- 10 personas. Normalmente, suelen haber algunas mesas de otros tamaños, por si no podéis hacer el 100% de las mesas de ese tamaño estándar.

- el tipo de silla que se emplea: probadla vosotros antes. Los invitados van a estar un par de horas sentados en ellas, y la comidad de las mismas es esencial. La silla de plástico es poco recomendable, aunque vaya enfundada, pues es rígida y de poca calidad.

- la iluminación, sonorización y climatización: todas estas instalaciones son importantes y deben estar bien preparadas, pues marcan la calidad o no del espacio. Un salón mal climatizado o mal iluminado puede ser un desastre desde el punto de vista del bienestar de los comensales.

Compártelo
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • MySpace
  • Add to favorites
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Opina

*