Cómo elegir el lugar

Una de las decisiones más importantes de vuestra boda, y la primera que debéis tomar, es la elección del lugar donde vais a celebrar vuestro banquete de boda. Lo adecuado es que esto se haga antes incluso de elegir la Iglesia, si es que os casáis por ceremonia religiosa. Y en el caso de que sea una boda civil, el sitio que elijáis para el banquete será seguramente también el sitio dónde haréis la ceremonia civil, así que todavía es más importante que acertéis en vuestra decisión. Para acertar, debéis mirar siempre varias opciones, y sobre todo, no dudar en realizar visitas personales a cada sitio que os guste. Vale más una imagen que mil palabras…

Al elegir el lugar de celebración, debéis siempre buscar empresas que tengan experiencia en la celebración de banquetes, y de las cuales tengáis buenas referencias. Una boda es algo demasiado importante para dejarlo en manos de personas inexpertas. Y no se trata únicamente de que tengan experiencia en eventos, y especialmente en bodas, sino de que conozcan bien el sitio donde se celebra boda, y que ya hayan trabajado allí mucho con anterioridad. De ahi que las bodas en chalets, en casas particulares y similares, sean siempre poco recomendables, pues la empresa que lo sirve no conoce el terreno, por mucha experiencia previa que tenga, y eso supone unos riesgos innecesarios para los novios y sus invitados.

Otro elemento fundamantal son el conjunto de espacios a vuestra disposición. En el supuesto de que queráis hacer parte o toda la boda en espacios exteriores, debéis exigir siempre que exista un plan B de suficiente calidad para cada apartado de la boda (aperitivo, comida o cena, boda civil, etc.). No es aceptable que vosotros tengáis que estar sufriendo hasta el final por si llueve o no, y debéis escoger un sitio que os dé flexibilidad suficiente,  sin costes añadidos de carpas y con varias opciones exteriores e interiores de calidad.

Algo que siempre es más que recomendable buscar es que el sitio escogido disponga de cocina propia. Eso significa que todo se guise y se prepare in situ en las cocinas del lugar en cuestión. La calidad de las elaboraciones gastronómicas siempre será evidentemente superior en un establecimiento con cocina propia, que en otro con catering. Para comprobar esto no dudéis en pedir que os enseñen las cocinas físicamente. Veréis los equipamientos de cada lugar y os llevaraéis muchas sorpresas…Pensad que las cocinas son el motor del banquete, y que si las instalaciones no están preparadas, difícilmente podrán daros el servicio que un banquete de 100, 200, ó 300 personas requiere.

No dudéis en preguntar todo lo que se os ocurra antes de reservar!! ¿Cuántos camareros se ponen para cada tipo de evento? ¿Cuál es el plan B si se va la luz el día de la boda? ¿Comparto alguna de las zonas del sitio con otras bodas (parkings, baños, zonas exteriores…)?¿Hasta que hora nos podemos quedar?…Todo este tipo de cosas es interesante tenerlas claras previamente.

Por último y no menos importante, son las personas con quienes tratéis en cada espacio. Ellos van a ser los responsables de que todo salga como vosotros queréis. Cada boda es diferente y requiere un trato diferenciado, así como un cariño y atención máximas por parte del equipo. Buscad personas profesionales que os den confianza y seguridad.

Al final, es la unión de un espacio de calidad y un equipo de personas atentas, lo que hace que un evento pueda salir a la perfección.

Os adjuntamos un link a dos videos, para que podáis haceros una idea de que cómo es una Masía tanto de día, como de noche:

Video de una Masía de día

Video de una Masía de noche

 

Compártelo
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • MySpace
  • Add to favorites
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Opina

*