Lo primero a elegir: la Masía

Casarse por la Iglesia en Valencia

 

Por fin habéis dado el gran paso… Os vais a casar!!! Lo que siempre habiaís estado esperando! Y ahora hay que celbrarlo por todo lo alto!!!

Ahora os llega la gran duda…¿qué es lo que tenemos que hacer primero? ¿por dónde empezamos?

Pues bien, si queréis seguir el proceso adecuado, lo primero es que busquéis el sitio donde os apetece celebrar el banquete, y a continuación que busquéis la Iglesia donde os gustaría casaros, en el caso de que vuestra boda sea religiosa. 

Hay varios motivos de peso por los cuales debéis empezar buscando el sitio de celebración, antes que la Iglesia, y no al revés.

En primer lugar pensad que las Iglesias tienen normalmente varios turnos durante los cuales realizan ceremonias. Hay muchas que pueden tener hasta 5 ó 6 opciones de hora y día diferente dentro de un fin de semana… Sin embargo, los sitios buenos de celebración suelen tener más problemas de disponibilidad que las Iglesias, pues muchos de ellos sólo pueden acoger una boda o a lo sumo dos en un día. Además, hay muchos de estos sitios que celebran ceremonias civiles, y por tanto tienen demanda mayor que las iglesias, pues están interesados en ellos tanto los que se casan por la Iglesia, como los que se casan por lo civil.

Otro aspecto importante que debéis tener en cuenta, es que si tenéis que elegir ajustaros a la disponibilidad del sitio del banquete que os guste o a la disponibilidad de la Iglesia que os guste, siempre tiene más sentido dar prioridad al sitio que a la Iglesia. La razón es evidente. Vuestros invitados sólo van a estar un periodo corto de tiempo en la Iglesia, pero se van a pasar muchas horas en el lugar de celebración. Haced una reflexión: seguro que habréis ido a muchas bodas, unas mejores que otras…pues bien ¿recuerdas alguna boda que haya salido bien o  mal por la Iglesia? ¿Y a que sí que recuerdas muchas más bodas que han sido un desastre o una maravilla en función del sitio dónde han hecho el banquete? Es normal que sea así, porque realmente es el sitio donde se celebra el evento el que suele acabar marcando la diferencia, para bien o para mal.

Así que, ya sabéis. Empezad buscando los sitios de boda que os gusten. Allí os permitirán bloquear algunas fechas, y tras esto ya podéis poneros a buscar la Iglesia para que todo acabe cuadrando a la perfección! Así tendréis las máximas posibilidades de que todo encaje…