Cómo elegir el lugar

Entrada al interior de la Masia

Una de las decisiones más importantes de vuestra boda, y la primera que debéis tomar, es la elección del lugar donde vais a celebrar vuestro banquete de boda. Lo adecuado es que esto se haga antes incluso de elegir la Iglesia, si es que os casáis por ceremonia religiosa. Y en el caso de que sea una boda civil, el sitio que elijáis para el banquete será seguramente también el sitio dónde haréis la ceremonia civil, así que todavía es más importante que acertéis en vuestra decisión. Para acertar, debéis mirar siempre varias opciones, y sobre todo, no dudar en realizar visitas personales a cada sitio que os guste. Vale más una imagen que mil palabras…

Al elegir el lugar de celebración, debéis siempre buscar empresas que tengan experiencia en la celebración de banquetes, y de las cuales tengáis buenas referencias. Una boda es algo demasiado importante para dejarlo en manos de personas inexpertas. Y no se trata únicamente de que tengan experiencia en eventos, y especialmente en bodas, sino de que conozcan bien el sitio donde se celebra boda, y que ya hayan trabajado allí mucho con anterioridad. De ahi que las bodas en chalets, en casas particulares y similares, sean siempre poco recomendables, pues la empresa que lo sirve no conoce el terreno, por mucha experiencia previa que tenga, y eso supone unos riesgos innecesarios para los novios y sus invitados.

Otro elemento fundamantal son el conjunto de espacios a vuestra disposición. En el supuesto de que queráis hacer parte o toda la boda en espacios exteriores, debéis exigir siempre que exista un plan B de suficiente calidad para cada apartado de la boda (aperitivo, comida o cena, boda civil, etc.). No es aceptable que vosotros tengáis que estar sufriendo hasta el final por si llueve o no, y debéis escoger un sitio que os dé flexibilidad suficiente,  sin costes añadidos de carpas y con varias opciones exteriores e interiores de calidad.

Algo que siempre es más que recomendable buscar es que el sitio escogido disponga de cocina propia. Eso significa que todo se guise y se prepare in situ en las cocinas del lugar en cuestión. La calidad de las elaboraciones gastronómicas siempre será evidentemente superior en un establecimiento con cocina propia, que en otro con catering. Para comprobar esto no dudéis en pedir que os enseñen las cocinas físicamente. Veréis los equipamientos de cada lugar y os llevaraéis muchas sorpresas…Pensad que las cocinas son el motor del banquete, y que si las instalaciones no están preparadas, difícilmente podrán daros el servicio que un banquete de 100, 200, ó 300 personas requiere.

No dudéis en preguntar todo lo que se os ocurra antes de reservar!! ¿Cuántos camareros se ponen para cada tipo de evento? ¿Cuál es el plan B si se va la luz el día de la boda? ¿Comparto alguna de las zonas del sitio con otras bodas (parkings, baños, zonas exteriores…)?¿Hasta que hora nos podemos quedar?…Todo este tipo de cosas es interesante tenerlas claras previamente.

Por último y no menos importante, son las personas con quienes tratéis en cada espacio. Ellos van a ser los responsables de que todo salga como vosotros queréis. Cada boda es diferente y requiere un trato diferenciado, así como un cariño y atención máximas por parte del equipo. Buscad personas profesionales que os den confianza y seguridad.

Al final, es la unión de un espacio de calidad y un equipo de personas atentas, lo que hace que un evento pueda salir a la perfección.

Os adjuntamos un link a dos videos, para que podáis haceros una idea de que cómo es una Masía tanto de día, como de noche:

Video de una Masía de día

Video de una Masía de noche

 

¿Boda de dia o de noche?

Boda de dia

 

Ya tenéis el sitio elegido, después de haber pensado las ventajas e inconvenientes de cada opción, y entonces os asalta una gran duda…¿nos casamos de día o lo hacemos de noche? Pues bien, la verdad es que la elección no es para nada fácil…

Casarse de noche es lo tradicional, tanto en viernes como en sábado, o incluso en víspera de festivo. No obstante, casarse los sábados, domingos y festivos durante el día se está poniendo de moda cada vez más, y tiene grandes ventajas.

En el caso de las bodas de día, hay varias ventajas interesantes. En primer lugar, que los invitados están menos cansados durante el día que cuando llega la noche, sobre todo lo agradece mucho la gente mayor. En segundo lugar, la climatología suele ser más agradable por el día, y así se puede disfrutar más de las zonas exteriores, tanto para el aperitivo y comida, como para la ceremonia civil si la hay. Por último, otra ventaja es que en muchas ocasiones se puede organizar el evento para prolongar la boda de día también de noche, haciendo una cena pasada a última hora de la tarde, y continuando luego con la fiesta unas horas más.

Y en el caso de las bodas nocturnas, las ventaja principal es que la noche tiene una magia especial que le da siempre un carácter romántico al evento. Admite que se realicen decoraciones con velas y antorchas, y con otros efectos de iluminación. Otro aspecto importante, es también que en el carácter mediterráneo suele asociarse más la fiesta y la barra libre a la noche que al día, pero lo cierto es que eso está cambiando mucho últimamente.

Resumiendo, que las dos opciones pueden ser buenas, tanto la noche como el día. Se trata de que valoréis las ventajas e inconvenientes de cada cosa, y que os decantéis por aquella opción que os atraiga más a los dos.

Os adjuntamos un link a dos videos, para que podáis haceros una idea de que cómo es una Masía tanto de día, como de noche:

Video de una Masía de día

Video de una Masía de noche

 

Eligiendo la fecha de la boda

Fecha de boda

 

Al elegir la fecha de vuestra boda, hay que tener varias cosas en cuenta, de modo que podáis tomar la decisión adecuada. Para empezar, no es recomendable que os cerréis a una fecha fija concreta, pues os limitará mucho la búsqueda de sitios para el banquete, ya que suele ocurrir que todo el mundo pide las mismas fechas y rápidamente se ocupan en los mejores sitios.

Hay quien cree que elegir como temporada del año, la época de verano o primavera, le asegura el buen tiempo. Nada más lejos de la realidad, puesto que la climatología acaba siendo cada vez más impredecible, y como consecuencia hay días fantásticos de otoño e invierno, y días malos de primavera-verano. En este sentido, lo realmente importante es que escojáis un emplazamiento que os dé la completa seguridad para cualquier tipo de climatología. Es decir, que disponga de suficientes espacios interiores y exteriores habilitados, y que os brinde flexibilidad para elegir dónde os apetece realizar el aperitivo o la comida/cena. Esto es lo que os permitirá de verdad dormir tranquilos y no tener que estar sufriendo por cuál será la climatología el día que os caséis.

También debéis pensar que cada día del fin de semana tiene sus ventajas e inconvenientes. Los viernes tienen la ventaja de que no se le parte el fin de semana a los invitados, y de que además así tendrán todo el fin de semana para descansar, tras una boda movidita. Los sábados tienen la ventaja de que los invitados gozan de más tiempo para organizarse para la boda, al no ser día laborable. Los domingos tienen la ventaja de que permite hacer bodas de día, cada vez más de moda, al permitir disfrutar en mayor medida del sol y del entorno natural que caracteriza a las Masías. En resumen, no hay que obsesionarse con un día concreto del fin de semana, pues todas las opciones tienen sus ventajas.

Como resumen, lo más importante es que escojáis el sitio que realmente os guste y os dé confianza. Esto es mucho más importante que el conseguir una fecha concreta, una temporada del año concreta, o incluso un día concreto del fin de semana. Porque si lo pensáis fríamente, tras vuestra boda nadie se va a acordar de la fecha, sino más bien de si el sitio era bonito, de si la comida estuvo bien, de si fue una boda divertida y agradable, y de ese tipo de cosas que al final son las que  quedan.

¿Por qué casarse en una Masía?

Fachada frontal Campo Anibal de dia

 

Elegir una Masía para albergar vuestra boda tiene innumerables ventajas que convertirán el evento en un enlace realmente único y especial

En primer lugar, las Masías tienen una historia, una solera y una tradición centenarias detrás de si que no se puede imitar. Su arquitectura centenaria y su estructura tradicional, dotan a las Masías de una elegancia y solera únicas, lo cual les otorga un sabor especial, inexistente en las construcciones modernas o recientes. Realizar el aperitivo, y la comida o cena de vuestra boda en una Masía, siempre le dará a la celebración un valor especial y único.

En segundo término, las Masías se encuentran rodeadas de cultivos y vegetación centenaria, y gracias a ello, los eventos que en ellas se realizan destacan por su ambiente romántico, saludable y especialmente agradable, tanto si se realizan de día como de noche. Jardines de ensueño, aromas inimitables, brisas veraniegas, tranquilidad absoluta donde poder escuchar la voz de la naturaleza…estas son algunas de las muchas virtudes de las Masías.

Por último, y contrariamente a lo que en ocasiones se piensa, el hecho de que las Masías se encuentren fuera de la ciudad supone importantes beneficios para los novios y sus invitados, ya que no suelen existir tantos problemas de horario o quejas vecinales, ni tampoco problemas de aparcamiento o ruidos. Además de ese modo, conseguiréis sacar a vuestros invitados de su rutina y de su emplazamiento habituales, y ello os ayudará a darle un carácter todavía más especial a vuestro enlace. Por tanto la distancia a la ciudad, siempre y cuando no sea excesiva y existan buenas conexiones, no es problemática para los invitados, y no os debe preocupar en absoluto.

Así pues, elegir una Masía es sin duda la mejor opción para celebrar algo tan importante, señalado y único, como es el día de vuestra boda. La Masía os ayudará a darle a ese tan día especial, el carácter singular y romántico que sin duda le corresponde tener.

Os adjuntamos un link a dos videos, para que podáis haceros una idea de que cómo es una Masía tanto de día, como de noche:

Video de una Masía de día

Video de una Masía de noche